Descubren en San Juan una nueva especie de dinosaurio

16 mayo, 2012 1:01 1 comment

Don Benito Leyes, un humilde habitante del poblado sanjuanino de Balde de Leyes, cercano al santuario de la Difunta Correa y distante 192 kilómetros de la capital, ya eternizó su nombre para la ciencia. Tras descubrir restos fósiles en la zona y dar aviso, paleontólogos del Museo de Ciencias Naturales de la Universidad Nacional de San Juan (UNSJ) comprobaron que se trataba de una especie de dinosaurio, de largas vértebras, no descripta con anterioridad. Y lo bautizaron en su honor como Leyesaurus marayensis.

El espécimen pertenece al grupo de los sauropodomorfos, herbívoros que vivieron durante 160 millones de años y podían alcanzar un tamaño descomunal, y presenta varias características que lo distinguen de otros dinosaurios relacionados: por ejemplo, dientes aserrados especializados para cortar fibras vegetales, inusualmente abultados, y vértebras del cuello extremadamente largas. “Es un nuevo dinosaurio basal del grupo al que pertenecieron  los gigantes saurópodos, unos dinosaurios que llegaron a pesar casi 100 toneladas”, describió Cecilia Apaldetti, doctora de Paleontología de la UNSJ.

La especialista sostuvo que el hallazgo grafica la gran diversidad que habían alcanzado los sauropodomorfos hace 200 millones de años. En este caso particular, la familia de los masospondílidos, a los que pertenece Leyesaurus marayensis, eran cuadrúpedos de dos a cinco metros de largo con amplia distribución en casi toda Pangea (la masa de tierra existente cuando todos los continentes estaban unidos). Los masospondílidos habitaron lo que hoy se conoce como Argentina, Sudáfrica, la India, Antártida y China.

El descubrimiento también ayuda a enriquecer el paisaje paleontológico de San Juan. “La mayoría de los dinosaurios hallados en la provincia provienen de Ischigualasto (Valle de la Luna), por lo que Balde de Leyes sería una nueva localidad fosilífera de la provincia”, afirmó Apaldetti, quien fue la autora principal de la investigación revelada en la revista científica PLoS One.

Asimismo, la nueva especie sirve para datar con más propiedad la formación Quebrada del Barro donde se encontraron los huesos fósiles. Aunque se consideraba que era triásica, es decir, que tenía una edad de 230 millones de años, ahora los paleontólogos propusieron que es más joven: del Jurásico inferior, hace “apenas” 200 millones de años atrás.

En el estudio también participaron los doctores  Ricardo Martínez y Oscar Alcober del Museo de Ciencias  Naturales de la UNSJ y el doctor Diego Pol, investigador del Conicet en el Museo Egidio Feruglio de Trelew, Chubut.

 

FUENTE: AGENCIA CyTA


Noticias Relacionadas:

  • No hay noticias relacionadas

Comentarios

comments

Powered by Facebook Comments

1 Comment

Leave a Reply


Más Noticias